Los 10 mejores abogados de familia en Sevilla

¿Buscas los mejores Abogados de Familia en Sevilla? Descubre el mejor abogado especializado en Derecho de Familia y mediación familiar.

Top 10 Abogados de Familia en Sevilla

parrilla abogados imagen

Parrilla Abogados

  • C. Juan Sebastián Elcano, 16 B, 6º 1, 41011 Sevilla
  • 954 28 28 64
in diem abogados imagen

IN DIEM Abogados

  • C. Castillo de Utrera, 2, A,. bajo, 41013 Sevilla
  • 610 66 74 52
santa cruz abogados y economistas imagen

Santa Cruz Abogados y Economistas

  • Residencial Jardines de Hércules, C. Zeus, Local s/n, Junto Cajasur, 41014 Sevilla
  • 954 69 03 34
lgl abogados y asesores imagen

LGL Abogados y Asesores

  • Av. Alcalde Luis Uruñuela, 6, 41020 Sevilla
  • 955 54 47 19
boleo legal imagen

Boleo Legal

  • Av. de la República Argentina, 26 Oficinas Manhattan, letra A, 41011 Sevilla
  • 954 92 00 00
besolvers imagen

BeSolvers

  • Av. San Francisco Javier, 9 Edificio Sevilla 2, Módulo, 20, Planta 7, 41018 Sevilla
  • 954 65 92 09
gastalver abogados imagen

Gastalver Abogados

  • Av. de la Buhaira, 17. Blq. 1, 4º-A, 41018 Sevilla
  • 954 27 51 21
aliats-legal abogados y asesores imagen

ALIATS-LEGAL Abogados y Asesores

  • C. Bartolomé de Medina, 1, 1º 3, 41004 Sevilla
  • 954 41 48 02
meni & asociados abogados. sevilla imagen

Meni & Asociados Abogados. Sevilla

  • Viapol Center, Av. de Diego Martínez Barrio Nº4, Planta 2º, modulo 5, 41013 Sevilla
  • 620 01 40 84
zabala abogados imagen

Zabala Abogados

  • C. Valparaíso, 23, 41013 Sevilla
  • 954 62 72 36

¿Cómo elegir un buen abogado de familia en Sevilla?

Elige un abogado con experiencia

Hay situaciones en la vida en las que no es nada recomendable confiar en un abogado sin experiencia. Los asuntos de derecho de familia son muy importantes en la vida de las personas y los efectos de un asesoramiento por parte de una persona inexperta pueden ser muy negativos.

El consejo que se suele dar en estos casos es no tentar la suerte ni recortar en estos gastos, porque lo que está en juego es muy valioso: tu situación emocional y económica o incluso la custodia de tus hijos.

Las decisiones equivocadas pueden ser mucho más caras que un buen abogado de familia. Por eso te recomendamos que te pongas en manos de un profesional con mucha experiencia, que sepa cómo funcionan las cosas en los juzgados y que sea resolutivo.

Busca un abogado que sea empático y responda a sus necesidades

Para que tu caso se resuelva favorablemente, es fundamental que te lleves bien con el profesional especialista en derecho de familia que has contratado para que se encargue de representarte legalmente. Tienes que poder confiar en tu letrado y saber que te escuchara, te entenderá y pensará en lo mejor para ti.

Desgraciadamente, en ocasiones este nivel de profesionalidad no siempre se encuentra. No aceptes menos y no tengas miedo de exigir que se te escuche y que no se pase por alto nada importante. Manifiesta muy claramente tus objetivos específicos para el proceso y proporciona toda la información necesaria, asegurándote de que tu abogado se implica en el caso. 

Mejor escoger a un abogado especialista

Por lo general, siempre es mejor elegir un abogado especializado en el caso concreto que se está tratando que un abogado generalista. Su especialización puede ayudarte, y mucho, a conseguir todo lo que necesitas. 

Aunque en algunos casos, sin embargo, hay que tratar varios casos dispares, y en esa situación es importante que el abogado cuente con una red de apoyo multidisciplinar que le permita ofrecerle una solución integral. 

Encuentra a un abogado que sea realista

No es recomendable asegurar a los clientes que todo se solucionará para bien cuando es posible que no sea así. El letrado que elijas debe ser honesto y realista en cuanto a las posibilidades, sin dar falsas esperanzas.

Situaciones tan complejas como el derecho de familia no merecen menos: un buen profesional será honesto contigo sobre sus posibilidades de éxito en todo lo que quiera conseguir.

¿Qué hace un abogado especialista en derecho familiar?

Un abogado de familia realiza las siguientes tareas:

  • Llevar a cabo procedimientos administrativos y judiciales para defender a su cliente.
  • Representar a su cliente en la mediación familiar y llevar a cabo negociaciones en nombre de su cliente en asuntos de familia. 
  • Representar a su cliente en todos los procedimientos ante las principales instituciones del derecho de familia.
  • Aplicar las normas y principios jurídicos que tratan y rigen las cuestiones de derecho de familia.
  • Alegaciones ante los tribunales competentes y asistir o asesorar a los clientes en sus decisiones familiares.

¿Qué preguntar a un abogado de derecho de familia?

  • Cuestiones sobre herencias, patrimonios y legados. TAmbién asesorar sobre cómo redactar un testamento para que realmente refleje la última voluntad dentro de la ley.
  • Todo lo relativo a la tutela de los menores, al acogimiento familiar y a las adopciones.
  • Todo lo relativo a las pensiones alimenticias prescritas entre los miembros de la familia y otras prestaciones económicas. Cálculo de los importes y cómo se realizan y concluyen los trámites correspondientes.
  • Todas las cuestiones relacionadas con el divorcio y la separación. Todos los posibles acuerdos en caso de separación y divorcio. La disolución del régimen económico matrimonial y de los bienes del matrimonio.
  • Ayudar a negociar la custodia de los hijos, la custodia compartida, el cuidado de los padres, etc.
  • Suelen estar especializados en violencia familiar y de género. Deben tener un conocimiento detallado de todas las posibles formas de violencia, tanto física como psicológica, así como de los tipos de maltrato que existen.
  • También asesorarán en temas de cómo infidelidad, el adulterio y dan soluciones de mediación familiar.

¿Cuánto cuesta un abogado de familia en Sevilla?

Existen diferentes modelos de honorarios que pueden aplicarse a la hora de establecer los costes de la asistencia jurídica.

Honorarios fijos o estándar, honorarios por hora, honorarios anticipados y honorarios de contingencia. También se puede acordar una combinación de diferentes tipos de honorarios entre las dos partes para adaptarse mejor a la situación de cada cliente. 

Por ejemplo, si el caso es sencillo y requiere poco seguimiento por parte del abogado, se puede acordar una tarifa por hora para la consulta. Por término medio, esto supone de unos 60 euros por hora.

Sin embargo, si se requiere una participación más larga por parte del abogado, es posible acordar un anticipo y unos honorarios por resultados conseguidos. Por ejemplo, un porcentaje si el demandante gana el caso, lo que aumenta el coste total. En este caso, el porcentaje de la indemnización no superará un tercio de su valor.

Por regla general, las tarifas fijas o estándar se aplican a los casos menos conflictivos, en los que la carga de trabajo de los profesionales es fácilmente previsible.

En la mayoría de los casos no es posible saber con exactitud la duración de cada caso, pero es importante pedir un primer presupuesto, aunque sea aproximado, para poder estimar de antemano el coste del servicio.